Todas las entradas de: Lizbeth Ahumada

Una perspectiva de victimización

0002
Por Guillermo Bustamante

 

En noviembre 8 de 2015, la revista Semana publicó una entrevista titulada: «Colombia podría estar sufriendo de una ansiedad severa», que en su versión digital se llama «Así quedó psicológicamente Colombia después del conflicto». Se trata de una conversación con dos personalidades: Steven Pinker, canadiense, lingüista, experto en ciencias cognitivas, catalogado por la revista Time como uno de los 100 intelectuales más influyentes del mundo. Y David Barlow, estadounidense, psicólogo experimental, fundador del Centro de estudios de ansiedad y trastornos relacionados, de la Universidad de Boston.

 

Seguir leyendo Una perspectiva de victimización

Desplazamiento forzado y sus efectos en los niños

A HellemeyerDesplazamiento forzado y sus efectos en los niños

Conferencia brindada en el marco de la 11th World Conference. Unesco Chair in Bioethics. Bioethics, Medical Ethics & Health Law. Napoli, Octubre de 2015.

Andrea Hellemeyer
Psicoanalista. Miembro del Observatorio de las libertades. Antena Infancia y Juventud de Bogotá.
Head of Unit Bogotá-Colombia. Unesco International Chair of Bioethics (Haifa).
Profesora del Instituto de Bioética de la Pontificia Universidad Javeriana.
La terrible crisis de inmigración que el mundo vive actualmente, la que no cuenta con precedentes de tal magnitud desde la Segunda Guerra Mundial, nos interpela como sujetos, así como nos obliga a tomar una decisión ética respecto de la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene respecto del horror de nuestro tiempo. Ha sido muy claro, como una sola imagen, mostrando un niño muerto en la costa, ha tenido el efecto de romper la masa indiferenciada de migrantes, y ha humanizado esta crisis. Esto sin embargo, no es sin el ejercicio de lectura y nominación de un elemento que se sustrae del conjunto y como tal, en su potencia singular, permite quebrar la naturalización que los estados y los gobiernos han propiciado durante años, en relación a este tema.
La violencia es un signo de nuestro tiempo, y lo que es más relevante, es correlativa a la llamada “civilización”. Podemos decir, en esta línea (Brousse, Briole. 2015), que la guerra necesita de los discursos, precisa del lazo social. Sin ellos la guerra no es posible.
Es en este sentido que el traumatismo es un asunto que nos concierne, y particularmente porque no es posible establecer los efectos y consecuencias que dicho trauma ocasiona en un sujeto. El discurso de la ciencia no puede objetivarlo, ya que pertenece al campo de lo singular. Este es un asunto ético de la mayor trascendencia, en la medida que la ciencia habla por el sujeto, y es precisamente la enunciación aquello que en la guerra le ha sido arrebatado. Siguiendo esta lógica, el discurso científico en las formas de protocolos de atención a víctimas o de programas estandarizados destinados a trabajar con población desplazada, reduplica esta desubjetivación, Más aún cuando se trata de niños, cuya condición de indefensión se vuelve tierra fértil para este tipo de intervenciones . Es por ello que los niños merecen nuestra mayor atención.
El film colombiano del director Carlos Arbeláez (2011), Los colores de la montaña, con bella poesía y prescindiendo de cualquier indicación moralizante, posa la pregunta acerca de qué caminos, qué rodeos cada sujeto realizará para hacer con ese real que se le ha presentado de modo ominoso. Allí reside el margen de libertad para quienes han vivido situaciones de horror, ya que como el psicoanálisis nos enseña, el campo ético es un campo fundamentalmente decisional.

Comentarios sobre el Estreno del documental «Sa normalité» el pasado 6 de agosto en Bogotá, por Ana Salazar y Andrea Hellemeyer

Sa Normalite_definitivo

Después de una intensa y satisfactoria semana de trabajo desarrollada en el marco de la tercera semana del Autismo en Bogotá; La Antena infancia y juventud junto con REPATEA (red de padres de personas con trastorno del espectro autista) auspiciaron la actividad que sello el trabajo de estos importantes días en nuestra ciudad.
Este último evento realizado en la Alianza Francesa en su sede chico, se desarrolló en dos momentos: un primer momento fue la presentación del poético y sensible film que realizo una madre en compañía de su hija y que tiene por título “Sa Normalite” un documental generador de diferentes emociones y que impacta en cada una de sus tomas, en cada una de sus palabras, un film muy singular, único como Lucile su protagonista.
El segundo momento luego de la proyección de este precioso documental dio lugar a una conversación con los asistentes, que en realidad resultó ser un encuentro, un buen encuentro para hablar de la singularidad de los chicos y de sus padres, justamente además fue posible hablar de la soledad que el documental nos muestra, la soledad que una chica, una madre y una familia pueden experimentar, el terrible aislamiento al que pueden verse enfrentados muchos que justamente necesitarían de la posibilidad de buenos encuentros.
Una madre asistente a la conversación nos comentó de la dificultad que observa en otros padres para reunirse y trabajar por la implementación de políticas novedosas, políticas que permitan a sus hijos un tránsito por la educación, la salud, la recreación, la vida laboral como cualquier otro.
Surgieron entonces interrogantes como: ¿Cómo convocar a los padres y permitir un encuentro con ellos? ¿Cómo unir esfuerzos y sostener de una manera decidida una batalla que genere más posibilidades para sus hijos?
Pues bien, a partir de estos interrogantes nuestro invitado internacional Phillipee Lacadee* señaló un asunto muy interesante y que hace referencia a la posibilidad de trabajar y de reunirse, esta posibilidad podría estar anudada a una invitación a las familias, a los padres y madres, una invitación que no imponga un determinado rotulo como lo puede ser el autismo, una invitación que se sirva de un significante desprovisto de algún diagnóstico, de una etiqueta, una invitación dirigida a “padres” un significante que invita conversar, un significante como el de padres permitiría alojar a los diferentes padres con sus singularidades, con sus diferentes preocupaciones sin dar por sentado cuales son estas, sin determinar previamente que puede ser lo que a cada uno aqueja.
Conversar además permite pensar que es también algo no impuesto y que es a partir de unas primeras conversaciones donde pueden surgir asuntos para seguir desarrollando.
Aparecen entonces premisas interesantes a tener en cuenta: por un lado pensar en una nominación que acoja, antes que clasifique, y otra la de poder en primera instancia reunirse para conversar, para conocerse, podría pensarse para crear lazos, lazos que permitan un posterior trabajo.

*Psiquiatra y psicoanalista en Burdeos (Francia). Ha liderado junto con algunos padres la conformación y el trabajo de la: Assocciation de parents La Main a LOreille. https://lamainaloreille.wordpress.com/

Ana Salazar
………………………………..

La mamá de Lucile, nos invita a adentrarnos a su mundo, y nos permite ser testigos del modo en el cual paulatinamente, sus fronteras se van extendiendo gracias a las creaciones plasmadas en sus bellos dibujos. Las ilustraciones tienen una cualidad poética, son verdaderas: imágenes en movimiento. La sucesión de dibujos donde apreciamos, personas “haciendo cosas de la vida”, despiertan esa emoción propia de esos libros en los que al pasar las páginas a cierta velocidad, las ilustraciones se animan, cobran vida y componen una historia.
El documental nos acerca la historia de Luciile, y la historia de su madre, quien como decide mostrarnos a través del título elegido para su film , da cuenta de los movimientos subjetivos respecto de su propia enunciación en relación al autismo, movimiento que recorre el pasaje de “ la normalidad” a “su normalidad”.

Andrea Hellemeyer

Comentarios sobre el Estreno del documental "Sa normalité" el pasado 6 de agosto en Bogotá, por Ana Salazar y Andrea Hellemeyer

Sa Normalite_definitivo
Después de una intensa y satisfactoria semana de trabajo desarrollada en el marco de la tercera semana del Autismo en Bogotá; La Antena infancia y juventud junto con REPATEA (red de padres de personas con trastorno del espectro autista) auspiciaron la actividad que sello el trabajo de estos importantes días en nuestra ciudad.
Este último evento realizado en la Alianza Francesa en su sede chico, se desarrolló en dos momentos: un primer momento fue la presentación del poético y sensible film que realizo una madre en compañía de su hija y que tiene por título “Sa Normalite” un documental generador de diferentes emociones y que impacta en cada una de sus tomas, en cada una de sus palabras, un film muy singular, único como Lucile su protagonista.
El segundo momento luego de la proyección de este precioso documental dio lugar a una conversación con los asistentes, que en realidad resultó ser un encuentro, un buen encuentro para hablar de la singularidad de los chicos y de sus padres, justamente además fue posible hablar de la soledad que el documental nos muestra, la soledad que una chica, una madre y una familia pueden experimentar, el terrible aislamiento al que pueden verse enfrentados muchos que justamente necesitarían de la posibilidad de buenos encuentros.
Una madre asistente a la conversación nos comentó de la dificultad que observa en otros padres para reunirse y trabajar por la implementación de políticas novedosas, políticas que permitan a sus hijos un tránsito por la educación, la salud, la recreación, la vida laboral como cualquier otro.
Surgieron entonces interrogantes como: ¿Cómo convocar a los padres y permitir un encuentro con ellos? ¿Cómo unir esfuerzos y sostener de una manera decidida una batalla que genere más posibilidades para sus hijos?
Pues bien, a partir de estos interrogantes nuestro invitado internacional Phillipee Lacadee* señaló un asunto muy interesante y que hace referencia a la posibilidad de trabajar y de reunirse, esta posibilidad podría estar anudada a una invitación a las familias, a los padres y madres, una invitación que no imponga un determinado rotulo como lo puede ser el autismo, una invitación que se sirva de un significante desprovisto de algún diagnóstico, de una etiqueta, una invitación dirigida a “padres” un significante que invita conversar, un significante como el de padres permitiría alojar a los diferentes padres con sus singularidades, con sus diferentes preocupaciones sin dar por sentado cuales son estas, sin determinar previamente que puede ser lo que a cada uno aqueja.
Conversar además permite pensar que es también algo no impuesto y que es a partir de unas primeras conversaciones donde pueden surgir asuntos para seguir desarrollando.
Aparecen entonces premisas interesantes a tener en cuenta: por un lado pensar en una nominación que acoja, antes que clasifique, y otra la de poder en primera instancia reunirse para conversar, para conocerse, podría pensarse para crear lazos, lazos que permitan un posterior trabajo.
*Psiquiatra y psicoanalista en Burdeos (Francia). Ha liderado junto con algunos padres la conformación y el trabajo de la: Assocciation de parents La Main a LOreille. https://lamainaloreille.wordpress.com/
Ana Salazar
………………………………..
La mamá de Lucile, nos invita a adentrarnos a su mundo, y nos permite ser testigos del modo en el cual paulatinamente, sus fronteras se van extendiendo gracias a las creaciones plasmadas en sus bellos dibujos. Las ilustraciones tienen una cualidad poética, son verdaderas: imágenes en movimiento. La sucesión de dibujos donde apreciamos, personas “haciendo cosas de la vida”, despiertan esa emoción propia de esos libros en los que al pasar las páginas a cierta velocidad, las ilustraciones se animan, cobran vida y componen una historia.
El documental nos acerca la historia de Luciile, y la historia de su madre, quien como decide mostrarnos a través del título elegido para su film , da cuenta de los movimientos subjetivos respecto de su propia enunciación en relación al autismo, movimiento que recorre el pasaje de “ la normalidad” a “su normalidad”.
Andrea Hellemeyer